27 de noviembre de 2011

Un poco de filosofía barata...

Vuelve el viejo recuerdo de no tener palabras suficientes para describir todo aquello que ocurre a mi alrededor,últimamente mis pensamientos,se quedan bloqueados en mi interior y intento aparentar algo de normalidad ante el gentío esbozando una sonrisa que ellos creen que nunca se ha apagado. Puede que sea cosa de la edad o tal vez que ya de por perdido el contar mis viejas historias,ante unos cuantos que quieran leer aquel mensaje escrito por unas pocas horas de inspiración.
Todos ami alrededor siempre tienen un tema en común de que hablar ese día,yo intento comprender aquella filosofía que me intentan mostrar,pero como siempre me encuentro viajando a luna para ver si me ha llegado correo nuevo,pero como era de esperar ninguna novedad sorprende mis largas semanas de ausencia en aquel lugar.Monotonía absurda es lo que ocupa mi tiempo de ausencia,para llegar a ese ultimo bunker,que todos vamos de vez en cuando para comprender,un poco mejor la cruda realidad que nos despierta cada mañana al abrir de nuevo los ojos.Y con estas ultimas palabras,quiero terminar esta entrada,ya que no hay solución para aquellos bufones poetas,que intentaron cambiar el punto de vista del mundo.